fbpx
hola@cerebritoperez.com - Envío Gratis (Península)

Juegos para fomentar la lectura en niños

Aficionar a nuestros hijos a la lectura supone acercarles a una amiga fiel para toda la vida. Los padres podemos servirnos de los libros pero también de los juegos para fomentar la lectura y potenciar las habilidades comunicativas de nuestros hijos. ¡Os los cuento en el post de hoy, Día Internacional del Libro! 🙂

El Día Internacional del Libro nace con la intención de fomentar la lectura en la sociedad en la que vivimos. Nadie discutirá cuáles son los beneficios de la lectura. De hecho, casi todos nosotros nos marcamos como gran reto no sólo enseñar a leer a nuestros hijos sino fomentar el gusto por la lectura. 

El juego, puede ayudar en todo el proceso.

Aprendemos por imitación

En Cerebrito Pérez, pensamos que la mejor forma de enseñar es educar jugando. Y es que, “Lo que se ve se aprende”, dice un refrán. Y es cierto. Que vuestros hijos vean que os encanta leer se convertirá en el estímulo perfecto para aficionarlos a la lectura.  Acondicionar un espacio de lectura en su habitación en el que os podáis sentar a leer con el niño es otra muy buena forma de encandilarlo con la lectura.

Probad a ver qué sucede si sentáis a vuestros hijos junto a vosotros mientras leéis el periódico del domingo o, si en vez de ver la tele, le dais un libro para leer juntos. ¡Seguro que compartiréis momentos maravillosos!

Otra buena costumbre es ir con ellos a buscar el libro que escojan. No sólo fomentamos la lectura sino que convertiréis la elección del libro en una gran aventura. ¡Las librerías infantiles son lugares maravillosos que permitirán a los niños descubrir los libros de otra manera!

Dejad que os muestren cuáles son los temas que más les interesan. Si pensamos en los adultos, no todos queremos leer sobre amores, historia o política y a ellos les sucede lo mismo. Algunos prefieren los superhéroes, otros los cómics y otros los libros de animales. Esto fomentará su interés ya que la lectura debe ser un placer.

La pedagogía Montessori, que supuso toda una revolución en el mundo educativo, propone a los padres otras actividades sencillas con las que preparar a sus hijos para la lectura. Lo más importante en la primera etapa es hacerles comprender la utilidad de lo abstracto. Es decir, el sinfín de cosas que podemos hacer si aprendemos a leer.

Observar los letreros de la calle y explicadles que escribir el nombre de las cosas sirve para identificarlas, aprovechad el momento de hacer la compra para mostrarles el nombre de las etiquetas de los productos, dejad que sean ellos mismos quienes la escriban o jugar a “busquemos algo que empiece por la letra…” son algunas de ellas.  ¡Actividades sencillas que fomentan la lectura! 

Beneficios de fomentar la lectura en la infancia

A través de la lectura los niños fomentan su curiosidad así como su capacidad de concentración y atención. Los libros favorecen también habilidades sociales como la empatía porque los niños aprenden a identificarse con los personajes y a conocer sus sentimientos.

La lectura es un instrumento que estimula otras habilidades como la memoria o el entendimiento lo que propiciará la obtención de mejores resultados académicos. Y, por supuesto, quien lee será también un mejor orador.

Con la lectura aprendemos palabras nuevas, entendemos expresiones en los contextos adecuados y aprendemos a describir la realidad.

Nos quedamos con esta última parte…

Los juegos que entrenan habilidades comunicativas

Nosotros estamos sorprendidos del poder de la magia…  Y es que cualquier niño es un mago en potencia ya que son expertos en usar la imaginación.  ¡Mantener la atención del público dependerá en gran medida de las dotes comunicativas del mago en potencia! Los niños se sienten fascinados sin saber hasta qué punto están nutriendo con ella su dialéctica.  Aprender a hacer un uso correcto del lenguaje les reportará grandes beneficios en su madurez.  Juegos de magia. 

Dijo Cicerón que “a hablar no se aprende hablando, sino leyendo”. Muchos expertos de hoy en día añadirían “y jugando”. Algunos juegos de mesa como Dixit ayudan a los niños a desarrollar sus habilidades lingüísticas. Con Dixit, uno de los jugadores adoptará el rol de cuentacuentos al tener que describir con palabras las ilustraciones que contienen las cartas que componen el juego. ¡Enriquecer el vocabulario de nuestros hijos resulta así de lo más divertido!

Los juegos de construcción y los de simulación también son estimuladores del lenguaje en niños. Los primeros porque hacen que los niños comiencen a verbalizar sus deseos y, los segundos, porque jugar con muñecas, a las cocinitas o disfrazarse serán actividades muy provechosas para que los peques se relacionen con el mundo real.

Como veis, ¡los juegos y los libros son los grandes aliados del lenguaje! 🙂

 

 

Añade tu comentario

Abrir chat
Powered by