“Creativity is intelligence having fun”. No hemos encontrado una frase mejor que ésta de Albert Einstein para resumir los objetivos de nuestro proyecto Cerebrito Pérez. Somos un espacio innovador creado dentro de la empresa RedLine Asesores que tiene una vocación mucho más amplia que la tecnológica: queremos que nuestros “cerebrill@s” expriman su creatividad y su inteligencia de una forma divertida para crecer, explorar su potencial e identificar su vocación personal y profesional.

Esto es especialmente importante en el caso de los chicos y chicas que tienen que decidir su orientación académica. Nos resistimos a que tengan que tomar una decisión tan importante en función de si les gustan más o menos las matemáticas, y les queremos dar todas las herramientas que les puedan ayudar.

Por eso el espacio que hemos creado dentro de Cerebrito Pérez imparte materias tan diferentes y complementarias como la robótica y el cómic; el ajedrez y la lectura, o el arte digital . Todas contribuyen a reforzar nuestro desarrollo personal y nos ayudan a descubrir habilidades ocultas, a superar miedos, a conocer mejor nuestras propias aptitudes y, en definitiva, a conectar con nuestra propia vida.

Cerebrito Pérez no está pensado sólo para los txikis. El desarrollo de cada persona y sus inquietudes vocacionales no entienden de edad y nuestro espacio está abierto a todas aquellas que aún no han sabido o no han podido canalizar sus habilidades para encontrar, por ejemplo, un hobby capaz de llenarles. Por este motivo la mayoría de las disciplinas que hemos preparado están divididas en tres rangos de edad: cerebrit@s de entre 4 y 12 años; preuniversitarios de 14 hasta 18años, cerebrit@s senior, que cuentan con grupos reducidos compuestos por un máximo de ocho integrantes.

Si quieres conocer el espíritu que nos mueve en Cerebrito Pérez, echar un vistazo a nuestras instalaciones y saber lo que hacemos y cómo lo hacemos, pásate por nuestra tienda, en la calle Avenida Basagoiti número 40 de Algorta y te lo enseñaremos.


blank

 

blank

blank