hola@cerebritoperez.com - Envío Gratis (Península)

La lectura es un aprendizaje que debe ser estimulado desde la infancia

Inculcar a nuestros hijos el amor por la lectura es uno de las tareas que deberíamos imponernos como padres. Será uno de los mejores aprendizajes que podremos darles.

El hábito de leer y sus beneficios

La lectura no deja de ser un aprendizaje y, como tal, debe ser estimulado desde edades tempranas. Con la lectura los niños maduran en todos los sentidos porque sus beneficios son infinitos. Además de favorecer un mejor desarrollo psicológico, a los pequeños les da la oportunidad de viajar a otros mundos. No cabe duda de que, cuanto antes empiece a leer un niño, su capacidad lingüística mejorará notablemente.

La adquisición del lenguaje se produce entre los 10 y 30 meses por lo que, la lectura de textos adecuados a cada franja de edad, favorecerá que nuestros retoños aprendan las palabras con mayor rapidez a la par que ejercitan su cerebro y mejoran su capacidad de comprensión.

Los padres, los mejores inculcadores

De hecho, los profesionales recomiendan a los padres que les lean en voz alta a sus hijos incluso antes de que empiecen a caminar. La constancia es otro de los requisitos necesarios para fomentar la lectura desde la infancia. Todos los días hay que reservar un tiempo para leer y, para favorecer una buena disposición para ello, conviene que los libros estén siempre al alcance de los niños.

La lectura permite reforzar también los lazos entre padres e hijos porque es un hábito que se contagia leyendo junto a los pequeños. Como padres, debemos escuchar sus gustos y motivaciones y, de esta forma, podremos pedir consejo en bibliotecas o librerías para proporcionarles los libros más adecuados para cada niño.

Leer puede convertirse en un juego más si los pequeños lo interpretan como una sugerencia y no como una obligación. Proponerles lecturas adecuadas para su edad acabará despertando la inquietud de leer en nuestros hijos y, cuando sean capaces de sumergirse en una historia y disfrutar con las andanzas de sus protagonistas, podremos apuntarnos un tanto muy importante como «buenos padres».

Aunque soy de las que no cambio el libro en papel por nada del mundo, es mi obligación destacar que las nuevas tecnologías ofrecen muchos recursos que pueden cultivar el amor por la lectura. Libros audiovisuales, cuentos interactivos… Leer es lo importante y, el soporte en el que se haga, ya queda a merced del gusto de cada uno. ¡Buenas lecturas!

 

Añade tu comentario

Abrir chat