fbpx
hola@cerebritoperez.com - Envío Gratis (Península)

Cómo hacer de una pasión, tu profesión

Macarena Bilbao, informática de profesión, decidió reinventarse y dedicarse a su verdadera pasión. Crear juguetes y mobiliario infantil es, desde hace siete años, su ocupación.

Todo surgió de manera casual. Con el fin de entretener a sus dos hijos, ideó una cocinita hecha a base de palés y a partir de una mesa de noche prefabricada. Al colgar este invento en su blog personal, comenzó a recibir encargos y, en la actualidad, exporta sus creaciones a 15 países. “Soy Licenciada en Informática y siempre he pensado que era una cabeza cuadrada sin creatividad”, dice Macarena.

Pero nada más lejos de la realidad. Las cocinitas de juguetes hechas a mano se han convertido, sin duda alguna, en su seña de identidad. El período de fabricación de cada una de ellas suele ser de unos siete días y son totalmente ecológicas.

No hay dos cocinitas iguales porque Macarena las adapta al gusto de cada cliente. “Al estar la web tan detallada y con tantas opciones personalizadas, el cliente generalmente sabe lo que quiere”, apostilla Macarena.

Respecto a mi pregunta de cuáles han sido los pedidos más descabellados que le han encargado responde que una cama para los niños y casas de jardín. La imaginación es una facultad muy poderosa y, ella, puede presumir de poseerla.

Contemplar, por ejemplo, la cocinita Biarritz es todo un deleite para los sentidos. De hecho, es su creación más cara y alcanza los 750 euros.

Como complemento para las cocinitas, oferta también cestas de frutas y verduras tejidas en crochet. ¡Toda una declaración de buen gusto!

La mayor parte del tiempo, trabaja sola en su taller al Norte de Tenerife aunque, para la campaña navideña, sí que suele contratar a un carpintero para que la ayude con los numerosos pedidos que recibe.

Macarena, que realizó un Máster de Marketing, sólo vende a través de su web y admite la importancia incuestionable que tienen las redes sociales en la expansión de su negocio. “Casi el 50% de las ventas tienen su origen en redes sociales”, afirma la diseñadora.

No sólo los particulares encargan sus trabajos, sino también establecimientos comerciales y hoteleros. “Recientemente he trabajado para un hotel en Maldivas”, dice Macarena. El sector del lujo también se ha rendido ante sus originales diseños. Además, una cadena de ropa infantil también es otra de sus ilustres clientes. “En cada tienda que abren o reforman instalan una zona de juegos y ponen una de mis cocinitas que personalizo con sus colores corporativos”, cuenta la creadora.

Los pupitres junto con los puestos de frutas y verduras son ahora los productos más demandados. Lo cierto es que, cada una de sus piezas, contribuye a hacer de nuestra casa un verdadero hogar.
Via: Macarena

Añade tu comentario

Abrir chat