fbpx
hola@cerebritoperez.com - Envío Gratis (Península)

Dobble es el juego de mesa más familiar y divertido así como un perfecto entrenador de la memoria

En Cerebrito Pérez queremos daros a conocer algunos de los juegos o juguetes que llaman nuestra atención, hoy le toca el turno a no de los juguetes más buscados es Dobble, un divertido juego de cartas que parece simple pero acaba enganchando. Ideal para jugar en familia o entre amigos, Dobble puede convertirse además en el “entrenador” perfecto de nuestra memoria y de la de nuestros hijos.

  

¿En qué consiste Dobble?

La memoria fotográfica y la agudeza visual son dos cualidades que resultan imprescindibles para alzarse con la victoria en este juego que contiene 55 cartas, cada una con ocho símbolos dibujados. Las imágenes pueden cambiar de tamaño pero no de forma ni de color. Y, ¿cuál es la finalidad? Pues… ¡encontrar el objeto común entre las cartas que están en juego!

Las partidas en este juego son muy rápidas y, a él, pueden jugar los niños y niñas a partir de los tres años pudiendo adaptar el grado de complejidad a la edad de los participantes.

Una de las claves del éxito de este juego es su versatilidad; Dobble se puede jugar de cinco maneras diferentes dando lugar a cinco “mini – juegos”. Eso sí, el objetivo permanece inalterable en cada uno de ellos; la finalidad siempre es buscar el objeto común entre dos cartas. Parece fácil pero, en realidad, puede llegar a convertirse en una auténtica misión imposible. ¡Los piques por demostrar quién es el jugador más rápido resultan de lo más divertidos!

La torre infernal, el foso, la patata caliente, el regalo envenenado y ¡a por todas! son el nombre que reciben cada uno de estos mini-juegos. Las instrucciones del dobble son sencillas, se podría resumir en que, en función de la forma en la que se dispongan las cartas, el juego adopta una variante u otra.

  • La torre infernal:  Se reparte una carta a cada jugador y el resto se ponen en forma de torre en el centro. El jugador que diga en voz alta el símbolo de su carta que coincide con la primera de la pila se la queda. Gana el que más cartas tenga.
  • El foso: Lo contrario de la torre, se reparten todas las cartas y se deja una en el centro, cuando encuentres el símbolo la pones en el centro encima de la otra. Gana el jugador que antes se quede sin cartas.
  • La patata cliente: Se reparten todas las cartas, cada jugador pone un carta en la palma de la mano boca arriba, cuando uno de ellos vea que coincide el símbolo con alguna otra, la pone encima. Aquí no hay ganador, pierde el que se quede con todas las cartas.
  • El regalo envenenado: Se reparte una carta a cada jugador y se coloca el mazo en el centro boca  arriba. Cada jugador tiene que buscar entre el resto de jugadores, el objeto común de las cartas, (la suya no) con la carta del centro. El jugador que lo encuentre dará la carta del centro al jugador al que pertenezca la carta con el objeto común.

  

Las cartas de Dobble, una auténtica monada

Su forma redonda las convierte en una auténtica monada. Además, el hecho de que sean así hace que resulten más aptas para los niños y niñas que evitan aquellos “accidentes” provocados por la forma picuda de otras cartas.

La presentación del juego es excelente y todas las cartas y reglas del juego se apilan perfectamente en una cajita redonda muy cuca y fácilmente transportable. ¡Cabe en cualquier bolso “materno”!

Dobble es un juego fácil de transportar y presenta un diseño muy original

¿Cuántos jugadores admite Dobble?

Perfecto para amenizar reuniones familiares, Dobble es un juego en el que pueden participar desde dos a ocho personas aunque el número más óptimo sea de cuatro a seis jugadores. De no ser así, el juego puede acabar resultando aburrido por tener escasos participantes o demasiado lioso por exceso de jugadores en la mesa.

Por todo esto y mucho más, Dobble es un juego que no puede faltar en casa. Si queréis poner a prueba vuestros reflejos y amenizar cualquier tiempo de espera… ¡Dobble es vuestro juego!

Dobble Kids

Es un juego de mesa para niños, con un precio muy asequible también,  para que los más pequeños de la casa dispongan de su propia versión de Dobble… ¡Dobble Kids!

Con menos dibujos por carta (en esta versión son animales) y más fácilmente reconocibles, Dobble Kids divierte de la misma forma que lo hace Dobble pero pensando en entretener aún más si cabe a los chiquirritines.

 

En Cerebrito Pérez te animamos a que descubras más juegos de mesa para niños.

Añade tu comentario

Abrir chat